(¡El Beaujolais nuevo ha llegado!)

beaujolais-nouveau-sign-post_resizedEn la tercera semana de noviembre, los restaurantes y tiendas de vino del mundo descorchan, al unísono, las primeras botellas de Beaujolais Nouveau.

120d038eb74b6859a44e81028f238e58Estos “Vinos  Primeur” provienen de cepas Gamay. El 80% de estas cepas se producen en la región francesa de Beaujolais. Su historia se remonta a comienzos del siglo XIX, cuando los viticultores y los comerciantes de la región de Beaujolais comenzaron a vender su cosecha con antelación. La práctica se mantuvo vigente hasta la Segunda Guerra Mundial, y, consistió en colocar la uva en grandes bateas, cuyo mosto resultante se fermentaba mientras se le transportaba, primero en carruajes, y luego en barcazas a lo largo del río Saône, hasta llegar a los centros de consumo en los bistros de Lyons y, algunas veces, de París.

Primero, el fenómeno se limitó al ámbito local, pues, como ha ocurrido a lo largo de la historia de  la vitivinicultura europea, el Estado optó por intervenir el mercado, imponiendo severas restricciones para evitar el comercio de vinos jóvenes. El lanzamiento del Beaujolais era todo un acontecimiento en su zona de influencia y un vino que se consumía en grandes cantidades.

Sin embargo, en 1951, la entidad reguladora de la zona –la Union Interprofessional des Vins de Beaujolais– revocó las medidas e impulsó, oficialmente, la aparición del Beaujolais Nouveau, dada su inmensa trascendencia entre los clientes.Tras ese reconocimiento, el fenómeno comenzó a adquirir resonancia global.

En un principio, se designó el 15 de noviembre para el lanzamiento del Beaujolais al país y el mundo, pero en 1985 se escogió el tercer jueves de noviembre para impedir que el día de la semana variara de un año a otro.

maceracioncarbonica-mundovinumEstos vinos jóvenes elaborados mediante la llamada maceración carbónica, un método muy utilizado en la región de la Borgoña son vinos nuevos, de un color rojo claro, casi del color de las cerezas, con aromas frutales y florales, es ligero en nariz y boca de agradable acidez, muy ligero y delicado con reminiscencias a frambuesa y grosella. Se sirven frescos y pueden acompañar cualquier ocasión. Es, quizás, uno de los mejores acompañantes de la comida oriental, como la japonesa y la tailandesa. De ahí su éxito en esos mercados

 

Anuncios